Análisis del HTC One

HTC presentó su nuevo modelo HTC One para competir en la gama alta contra los dispositivos de Samsung y Apple. Es el teléfono más potente del catálogo de la empresa taiwanesa hasta la fecha y cuenta con una pantalla de 4,7 pulgadas y tecnología Super LCD.

Es un teléfono muy versátil en cuanto a reproducción multimedia porque puede reproducir video en 1080p y además su procesador de cuatro núcleos garantiza velocidad y la posibilidad de abrir diferentes servicios y aplicaciones sin que eso presente ralentizaciones.

Una de sus características más importantes, y que en los últimos días ha dado que hablar, es la tecnología Ultrapixel que consisten en apilar 3 sensores de 4 megapíxeles para que cada uno se dedique de forma exclusiva a un canal de color. El resultado son fotografías más nítidas con una captación de color hasta 200% en relación a otras cámaras de 13 megapíxeles.

El diseño del HTC One es muy elegante y aprovecha todo el espacio de la carcasa frontal para presentar un móvil versátil, potente y atractivo. El sistema de sonido está garantizado por la firma Beats Audio y utiliza el BoomSound de la propia HTC para ofrecer fidelidad y calidad.

En cuanto a memoria para almacenamiento interno, el HTC One tendrá dos versiones diferentes en 32 y 64 GB. El punto negativo es que no se puede ampliar mediante tarjetas microSD el espacio de almacenamiento así que no hay posibilidad de acceder a mayor espacio que el ofrecido.

Salvo ese punto negativo, el potencial del HTC One es muy grande y sin problemas puede presentarse como una alternativa en la gama alta. Tiene un procesador Qualcommm Snapdragon 600 de cuatro núcleos a 1.7 Ghz y su memoria RAM asciende a los 2 GB. ¿Logrará presentarse como una opción al Samsung Galaxy S4?

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply